Desde hace algunos años diversos colectivos vecinales, ecologistas y ciudadanos (entre los que destacan las Asociaciones de Vecinos de Las Águilas y  San Nicasio y Ecologistas en Acción) han intentado promover el desarrollo de una Vía Verde para uso peatonal y ciclista que una el Anillo Verde Ciclista de Madrid (desde Aluche) con la estación de Cercanías de Leganés (Metrosur Leganés Central). Dicha Vía Verde se desarrollaría recuperando el trazado del ferrocarril militar de Cuatro Vientos que se empezó a explotar en el año 1926, manteniéndose en servicio hasta el año  2002.


El trazado de este línea férrea desmantelada, que unía el aeropuerto de Cuatro Vientos con la línea Madrid – Badajoz, permitiría unir la capital madrileña con Alcorcón (a través del Parque de las Presillas que atraviesa), Leganés, el Parque de Polvoranca y Bosque Sur,… Además, facilitaría llegar desde la capital, a través de los carriles ciclistas de Alcorcón y Móstoles, con la iniciada Vía Verde de Móstoles a Almorox, así como acercarse a Casa de Campo y el río Guadarrama  a través de las vías pecuarias y caminos que atraviesan Venta la Rubia (centro hípico situado muy cerca de la vía del ferrocarril abandonada y accesible por un puente peatonal sobre la A-5).