Laliga.es

El Club Deportivo Leganés vuelve a la realidad de LaLiga Santander antes de recibir al Sevilla este miércoles en una semifinal histórica. Este domingo, a las 12 del mediodía, Butarque acoge el partido entre Leganés y Espanyol en un duelo clave para la permanencia de ambos equipos.

La semifinal no cambia nada

El buen momento del equipo en Primera División y la clasificación a semifinales de Copa de Rey tras eliminar al Real Madrid podrían ser considerados como los mejores momentos de Asier Garitano en el banquillo del club pepinero. El entrenador natural de Vergara cogió al equipo en Segunda ‘B’ y lo ha situado en un notable lugar en el mapa del fútbol español. Sin embargo, Garitano hace hincapié en que, pese a las dificultades de los primeros meses en LaLiga Santander la campaña pasada, todo ha sido muy bueno en Leganés.

Lo importante ahora es el Espanyol

Es necesario que jugadores y afición confluyan en un estado de concentración el domingo. La euforia y la vista puesta en el partido del miércoles pueden despistar el verdadero objetivo de la temporada: la permanencia. El Espanyol es un rival duro, afincado en Primera División y en la parte media de la tabla que juega muy equilibrado y es capaz de plantar cara a equipos como el Barcelona. El conjunto de Quique Sánchez Flores es el único que ha ganado a la escuadra de Valverde.

“Nos llevaremos un disgusto grande”

A pesar de los esfuerzos de Garitano por dejar claro que el objetivo está en acercar la permanencia un poco más puntuando frente al equipo catalán, las preguntas iban dirigidas al hito pepinero en Copa. Las palabras de la presidenta, Victoria Pavón, indican que a este equipo “no se le puede reprochar nada” hagan lo que hagan en la eliminatoria. “Depende de cómo juguemos la eliminatoria”, afirmaba con humor Garitano. Aunque es cierto que, a pesar de no ser un objetivo primordial de la temporada, la eliminación a las puertas de la final sería un bajón anímico para el equipo.